Nunca Menos

jueves, 5 de agosto de 2010

Política en el Recuerdo: Segunda entrega

Segunda Entrega

Hace unas semanas atrás presenciamos la reunión entre Cristina y Alan García presidente de Perú en la cual se hablaba de ¨Reparación histórica¨, tal vez para algún desprevenido esto tiene algo que ver con subsanar algún error cometido en relación a una mala política de este gobierno encaprichado con ¨aislarse del mundo¨ como le gusta editorializar a algunos matutinos de gran difusión masiva. Los mismos que en la confusión y escudándose en el descrédito habitual hacia la clase política plantean miserablemente que la cancelación con el FMI, la nulidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final o la modificación del Consejo de la Magistratura son decisiones que tomaría cualquier gobierno en esa posición dado que son verdades de perogrullo y que ¨la política¨ debía resarcirse con respecto a esto. La realidad es que desde la restauración de la democracia ninguna fuerza política en el poder siquiera puso en su agenda dicho eminente resarcimiento, por ende quien luego termina percibiendo el crédito de hacerlo (lo cual después se critica, tildándolo de medidas populistas, demagogia o oportunismo)  también paga el costo de hacerlo cuestión que no muchos están dispuestos a afrontar.
El problema con nuestro país hermano radicaba desde la década del 90, con Menem en el poder, en dicha ocasión se le vendieron armas a Ecuador que estaba en guerra con Perú desde el Estado y se trató de cubrir al entonces ministro de Defensa Oscar Camilión sindicado como el perpetrador del hecho con la connivencia del Presidente de la Nación  .  Nota de quien escribe: Pensar que ese ex presidente hoy es Senador Nacional, nunca fue juzgado por semejante traición a la región en su momento y en contraste hoy Néstor Kirchner al frente de UNASUR está intercediendo para evitar un enfrentamiento entre 2 países hermanos y a nuestra presidenta le iniciaron un juicio penal por querer pagarle al fondo con reservas y así todo hay sectores que siguen diciendo que este proceso es una continuidad del menemismo... pequeñas delicias de la vida conyugal.

Dicho lo cual acá encontré algo publicado por La Nación que daba cuenta de quien pone lo que hay que poner cuando se tiene en mente algo más que un cargo político y un sueldo abultado.

Diario La Nación 9 de mayo de 1996


Impidió el Gobierno la interpelación a Camilión


El ministro preservado por el presidente Menem deberá informar en las comisiones legislativas del área; un informe militar comprometería aún más a F.M.
El oficialismo legislativo por expresa indicación del presidente Carlos Menem logró postergar por segundo día consecutivo una interpelación al ministro de Defensa Oscar Camilión por la escandalosa venta de armamento al Ecuador.

No obstante el funcionario deberá informar el martes y el miércoles próximos en las comisiones del área del Senado y de Diputados respectivamente.
Mientras tanto se aguarda para hoy un informe del auditor general de las Fuerzas Armadas contralmirante José Agustín Reilly que comprometería aún más a la cúpula de Fabricaciones Militares cuyo ex interventor Luis Sarlenga se halla procesado.
La estrategia del Gobierno parece apuntar a descargar responsabilidades en el organismo que hasta que se desató el escándalo dependía del Ministerio de Defensa para pasar posteriormente a la órbita de Economía cuyo titular Domingo Cavallo también firmó el decreto que autorizó la venta de armas al igual que el canciller Guido Di Tella.
Ayer precisamente Camilión presentó su descargo en el juzgado de Jorge Urso en el que haría hincapié en la responsabilidad que le cupo al ente autárquico de Fabricaciones Militares.
El ministro de Defensa que no satisfizo con su informe a los senadores justicialistas insistió ayer que su continuidad o no en el cargo "pertenece a una esfera de decisión mucho más alta" que él con lo que le adjudicó al presidente Menem la responsabilidad de mantenerlo al frente de la cartera a pesar de los pedidos de renuncia de la oposición y también de algunos legisladores justicialistas.
Camilión concurrió ayer por la mañana ante el bloque de senadores del PJ. Al igual que con los diputados el ministro realizó un informe caracterizado por los legisladores como "inconsistente" confundió algunas fechas y ciertos episodios pero nadie quiso hostilizarlo. Excepto la senadora Cristina Fernández de Kirchner que no anduvo con rodeos: "Ministro usted debe renunciar". Camilión replicó: "Señora usted no tiene ni la edad ni la trayectoria como para realizar un pedido semejante". El clima se alteró. Hubo silencio y Camilión dirigiéndose al resto de los senadores del PJ añadió: "Mi renuncia depende del Presidente".

Ante el giro que tomaban los hechos Camilión cruzó por el segundo piso del palacio hasta la Cámara baja. Mientras tanto el PJ en la Cámara baja había resuelto hacer fracasar la reunión de la Comisión de Juicio Político.
"Si comenzamos el juicio a Camilión abrimos la puerta para que se tramite también el juicio a Di Tella Cavallo y quién sabe quién más..." opinó un diputado del PJ en la reunión de la mesa del bloque. Una sombra de catástrofe recorrió el despacho de Matzkin en el cual se realizó el encuentro.

Me quedo con un párrafo de la alocución de Cristina en oportunidad de la Interpelación en la Comisión de Defensa del Senado de la Nación el 14 de mayo de 1996 que muestra la diferencia entre oportunismo y visión política atada a un proyecto de país.

¨ Es una cuestión de Estado cuando se compromete la gestión y la imagen del país en tratados internacionales; cuando se deterioran las relaciones entre países, como ha ocurrido entre Perú y Argentina, una relación histórica desde San Martín a Malvinas; cuando, además, una institución como el Senado norteamericano comienza a investigar algo que ha sucedido en la Argentina y en lo que han tenido responsabilidad funcionarios del gobierno. ¿En esto van a investigar los senadores norteamericanos antes que los senadores argentinos?.
Señor ministro y señores senadores opositores y oficialistas: ésta es una cuestión de responsabilidad, de asumir cada uno los roles que tenemos. Por eso, señor ministro, reitero la necesidad de que evalúe la decisión de presentar su renuncia. Pero no con la convicción de que ahí se termina la cosa, sino como la contribución que significa que alguien en este país asuma responsabilidades ¨.

                               MEMORIA





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada